Repensar el negocio

Tabatha, ¡te necesito!Simplemente quiero analizar un programa que he descubierto recientemente en uno de esos nuevos canales que han aparecido en nuestras pantallas. Tabatha, ¡te necesito! es una de las mejores aproximaciones prácticas al mundo de la gestión de empresa que he podido ver en televisión.

Nos acerca a las dificultades, problemas y situaciones a las que un líder de equipo se enfrenta en su día a día. Acudir a un salón de peluquería en apuros, estudiar su situación y trabajar para lograr que el negocio prospere y sea rentable es la “misión” de la estilista Tabatha Coffey, que ejerce de perfecta coach al estilo de lo que la televisión ya nos ha ofrecido en los últimos tiempos y en otros ámbitos (como la famosísima “Supernany” al socorro de padres en apuros, o el no menos famoso César Millan, “el encantador de perros”).

Confieso que sólo he visto un programa de Tabatha, pero en apenas 30 minutos pude ver muchas cosas que se pueden extrapolar a cualquier pequeño negocio o empresa: -En la primera parte del programa (por lo visto cada semana empieza de igual modo), Tabatha acude al salón de belleza en cuestión para estudiar todos los puntos débiles o aquellos en los que se podría mejorar. Desde la decoración o limpieza del local, hasta el tipo de productos y material utilizado, pasando por supuesto por el trato que se da a los señores clientes.

Es decir, se analiza completamente la situación, desde el máximo número de ángulos posible. El día a día de los salones de belleza, como el de cualquier empresa o negocio, a menudo imposibilita este proceso fundamental: pararse, analizar, observar cómo se están haciendo las cosas. Y, obtenidas las conclusiones, pasar a la acción, repensar el negocio para lograr mayores y mejores resultados. -Reafirmar el rol del líder.

Durante el tiempo que Tabatha asesora al centro de belleza en cuestión, ella “toma el mando”. Pero cuando acaba su trabajo, se encarga de que el o la director/a del centro desempeñe su verdadera labor: gestionar, supervisar, motivar, tomar decisiones, repartir el trabajo, ayudar a sus colaboradores. De nuevo, en cualquier empresa o negocio es (demasiado) habitual que el gestor o director se pierda en tareas poco productivas o que pueden delegarse a los colaboradores.

Repartir las tareas de un modo eficiente (y estudiado). Al igual que demasiado a menudo los directores de una empresa no se dedican a lo que deben, muchos de sus colaboradores no están desempeñando la labor que mejor saben, la que más les motiva o la que mejores resultados puede ofrecer al conjunto. Tabatha ayuda a detectar las capacidades, motivaciones, miedos, objetivos…de cada uno de los colaboradores, y no duda en tomar las decisiones oportunas al respecto: creación de nuevos roles inexistentes en el organigrama del salón de belleza; ascenso para los mejores trabajadores (o todo lo contrario: convertir en “ayudantes” a aquellos trabajadores que aún demuestran inexperiencia, errores u otros factores que se deban pulir).

El objetivo, finalmente, es que todos desempeñen correctamente su tarea, que se aprovechen las capacidades de cada uno para favorecer al conjunto. -Focalizar en el marketing. Tabatha tiene muy claro, y así lo hace saber a los responsables de los negocios que visita, que el marketing es la clave para reflotar y mantener un negocio. Como decía Peter Drucker, la única estrategia para una empresa es focalizar el esfuerzo en el marketing y en la innovación… todo lo demás, son costes.

Pequeñas lecciones que, llevadas a la práctica y con el empuje de una mujer que, además de una referente en su sector demuestra ser también una auténtica líder, son capaces de dar la vuelta a la penosa situación de muchos salones de belleza. Lo dicho: traspasado a cualquier tipo de negocio, las ideas de Tabatha podrían ayudar a muchas pequeñas empresas que necesitan, con urgencia, un “cambio de look” radical.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − = 5

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>